Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Caso de antiterroristas cubanos: La batalla continúa

In Actualidad, Represión on 1 enero, 2012 at 0:00

Deisy Francis Mexidor

El caso de los cinco antiterroristas cubanos condenados injustamente en Estados Unidos pasa la página del 2011 en medio de dos batallas en los planos legal y político, que, se supone, tendrán una respuesta el próximo año.

Por una parte, existe el reclamo a las autoridades estadounidenses para que le permitan regresar a Cuba a René González, excarcelado el 7 de octubre último bajo el régimen de libertad supervisada.

González cumplió totalmente la sentencia de 15 años que le impusieron en un tribunal de Miami en diciembre de 2001, donde también recibieron penas desmesuradas y arbitrarias Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

Los Cinco, como son identificados a nivel mundial, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 durante un operativo del Buró Federal de Investigación (FBI) en esa sureña ciudad, donde lograron infiltrar grupos violentos de origen cubano dedicados a organizar planes terroristas contra el pueblo de la isla antillana.

La salida de René del penal de Marianna, en Florida, “lo vimos como un suceso que le daría un cambio cualitativo a la campaña a favor de esta causa”, afirmó a Prensa Latina Alicia Jrapko, coordinadora en el país norteño del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco.

Sin embargo, “otra vez la administración de Washington nos demostró que no está dispuesta a ceder en nada, ni siquiera permitir que este hombre retorne al seno de su familia ya que se le obliga a permanecer otros tres años en Estados Unidos, aún con el riesgo que ello significa para su vida“.

El abogado Philip Horowitz advirtió hace poco que su defendido continuaría en aquel territorio “al menos por ahora, en correspondencia con las normas y condiciones especiales de una liberación supervisada, tal como lo dispuso la jueza en su veredicto del 13 de diciembre de 2001“.

Comentó el jurista que para el caso de René es inusual esto, “porque él tiene la doble ciudadanía y ha visto literalmente ignorada la cubana por parte de la corte del distrito“, exigiéndosele residir allá durante ese período.

De forma paralela marcha la batalla por lograr que la corte miamense acepte las peticiones extraordinarias (habeas corpus) presentadas por Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, sobre las cuales tendrá que pronunciarse en un plazo indeterminado la jueza Joan Lenard, la misma que los sentenció en 2001.

Un elemento común plasmado en las cinco mociones es la revelación, como nueva evidencia, del rol desempeñado por medios de prensa de aquella ciudad para fomentar lo que en su momento describió el Onceno Circuito de Apelaciones de Atlanta como “una tormenta perfecta de prejuicios y de hostilidad“. Maniobra que fue pagada por el presupuesto federal y cuyos detalles comenzaron a aflorar en 2006.

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), dijo en noviembre, en un mensaje a los participantes en el VII Coloquio Internacional por la Libertad de los Cinco y contra el Terrorismo, celebrado en Holguín, que se está solicitando al gobierno estadounidense la entrega de toda la información que oculta al respecto.

La existencia de esa conspiración entre la fiscalía y los medios locales de Miami bastaría para declarar nulo y sin valor ese proceso judicial tan injusto, tan turbio, que se siguió contra nuestros cinco compañeros, puntualizó Alarcón.

Al caso de Hernández se suma también el argumento de una demanda de tres lustros a la Casa Blanca para que muestre las imágenes de sus satélites sobre el derribo frente a las costas habaneras de dos avionetas de la organización terrorista Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996.

Por tal incidente Gerardo Hernández carga una de sus dos cadenas perpetuas, pese a que el antiterrorista cubano no tuvo que ver con el hecho, nada se le pudo probar y la propia administración del entonces presidente George W. Bush lo reconoció en una petición de emergencia.

Sin embargo, Washington sigue anclada en su postura. El 31 de octubre, el Centro para los Derechos Humanos y el Derecho Constitucional de California presentó un recurso de apelación contra la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial por su persistente oposición a mostrar fotos satelitales tomadas aquel día.

De otra parte, el gobierno de Barack Obama solicitó el 6 de diciembre a la Corte del Distrito Sur de la Florida que rechace las apelaciones colaterales de Ramón (interpuesta el 8 de agosto) y Fernando (el 12 de septiembre), alegando que los fundamentos de ambos carecen de méritos legales para ser analizados.

A partir de ahora corresponde a la defensa presentar su réplica a esta moción, lo que deberá producirse a inicios del venidero año. Con ese paso concluirá el proceso de documentación de las apelaciones ante el tribunal miamense y quedará listo para la decisión que adoptará la Jueza.

Lamentablemente, este 2011 falleció el abogado Leonard Weinglass, cuya contribución en la defensa de los Cinco es inestimable. Gracias a él se obtuvo la victoria más importante hasta hoy en el terreno legal, cuando en agosto del 2005 la Corte de Atlanta aceptó la petición que presentara declarando nulo y sin valor el juicio de Miami.

Pero solo un jurado de millones, como expresara Gerardo en una ocasión, será el que devolverá a los Cinco a su país. En tal sentido, cierra este 2011 con un aumento de la solidaridad no solo en cantidad sino en calidad.

Cada vez tenemos mayor claridad de que la batalla más fuerte hay que darla en Estados Unidos y este es el momento de pensar en nuevas acciones“, dijo Jrapko en sus valoraciones a Prensa Latina.

Señaló que al hacer el balance del 2011 sobresale el haber “logrado con el apoyo de la Fundación Brownstone una gira de la compañía infantil La Colmenita, que con su obra Abracadabra llegó a una amplia audiencia del público estadounidense“.

El documental Por favor que el verdadero terrorista se ponga de pie, del realizador Saul Landau, le dio a la campaña internacional una importante herramienta de divulgación, al igual que las exposiciones de pinturas de Antonio y las caricaturas de Gerardo.

Estas últimas, además de mostrarlas en Ecuador, Australia, España, Tijuana (México) y las ciudades norteamericanas de Los Ángeles, Washington y New York, en estos momentos se exhiben en Minneapolis y en marzo de 2012 se trasladarán a Chicago.

Es una forma de hablar del caso en medio de todo el prejuicio que existe contra Cuba y presentar a los Cinco como seres humanos, como artistas, como protagonistas de su propia libertad“, precisó la coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional.

A juicio de Jrapko, “se ha avanzado igualmente en el trabajo con los sindicatos, se siguen sumando actores y artistas a la lucha por poner fin a esta injusticia, y además cobraron fuerza las acciones de apoyo a esta causa los días cinco de cada mes“.

Por ejemplo, en la actualidad los líderes de tres de los más importantes sindicatos en Estados Unidos: la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), el Sindicato Siderúrgico y el Sindicato de Trabajadores del Transporte enviaron cartas al gobierno de Obama por la concesión de visas a Adriana Pérez y Olga Salanueva, esposas de Gerardo y René, respectivamente.

Precisamente, la situación de Gerardo sigue siendo la más grave de los Cinco, pues a sus dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión se le agrega la violación sistemática del derecho a que su compañera pueda visitarlo.

Incluso, como reclamó Adriana, se les impide concebir un hijo, al menos en las condiciones de la cárcel, según planteó ella a la prensa el pasado 10 de diciembre. “¿De qué derechos humanos puede hablar Estados Unidos?“, preguntó.

Para Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, el “2011 ha confirmado la asombrosa incapacidad y la debilidad del gobierno de Obama para resolver este caso“.

Comenzó a correr el año 14 de esta injusticia, “así que en el 2012 tenemos la esperanza multiplicada de nuestra lucha y la convicción de que éste deberá marcar el retorno de ellos a su patria“.

Y todo esto ocurre mientras Luis Posada Carriles, responsable (junto a Orlando Bosch) de la muerte de 73 personas como consecuencia de la voladura de un avión civil cubano en 1976, resultó exonerado de cargos migratorios este mismo 2011 en una parodia de juicio efectuada en El Paso, Texas.

[Fuente: Prensa Latina]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: