Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 31/01/12|Daily archive page

Dos consideraciones, cuatro temas de debate y una propuesta

In Actualidad, Documento on 31 enero, 2012 at 0:02

Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC)

Con el breve documento que publicamos a continuación, los militantes del PRCC pretendemos aclarar, en primer lugar, que no establecemos exigencias orgánicas de ningún tipo, ni condiciones políticas de ninguna clase para nuestra incorporación al PCPC.

Y que simplemente exponemos los que, a nuestro juicio, son los temas esenciales y los debates más imprescindibles para perfeccionar la vida interna y la proyección externa, de lo que será pronto la organización común y el partido unificado, en el que trabajaremos juntos como camaradas comunistas, por el bien de la clase obrera y por la defensa de sus derechos e intereses.

CONSIDERACIONES PREVIAS

1.- Está constatada la coincidencia ideológica entre ambas organizaciones en la defensa consecuente, en la teoría y en la práctica, del marxismo-leninismo como guía para la acción revolucionaria, el avance hacia la Revolución Socialista, la toma del Poder por parte de la clase obrera y la construcción del Comunismo.

2.- En la actualidad, debido a los radicales cambios económicos y sociopolíticos provocados por la profunda crisis del capitalismo monopolista y, también, como consecuencia de la reflexión teórica, en el seno del PRCC, sobre el carácter de clase del concepto leninista de la autodeterminación, no existen razones suficientes ni diferencias esenciales que justifiquen la división del movimiento comunista canario en dos partidos diferentes.

Los matices y los distintos enfoques sobre la táctica, los métodos de trabajo, la acción de masas o la política de alianzas, pueden y deben ser tratados, debatidos y resueltos, en el seno de una sola organización, a través de los mecanismos del centralismo democrático y de la correlación entre mayorías y minorías en el Partido.

CUATRO TEMAS DE DEBATE

1.- El derecho a la autodeterminación.

La defensa del derecho del pueblo de las Islas Canarias a la formación de un Estado independiente, debe ser entendido por los comunistas desde el punto de vista de los intereses de la clase obrera y de la causa de la Revolución Socialista. Por eso, para los marxistas-leninistas, la autodeterminación tiene, ante todo, un carácter de clase, revolucionario y antiimperialista.

Como consecuencia, debemos reivindicar la creación de la República Socialista Canaria y, al mismo tiempo, defender su integración en una Unión de Repúblicas Socialistas, como modelo de Estado que refleje la alianza fraternal, libre y voluntaria de los pueblos hoy sometidos al dominio de la monarquía monopolista e imperialista española.

2.- Política de alianzas.

Frente a la ofensiva general de los monopolios y de la oligarquía, con la excusa de la crisis económica, contra los derechos e intereses de los asalariados, los autónomos y los pequeños empresarios trabajadores, es imperativo lograr la alianza de todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales de la izquierda anticapitalista en un amplio Frente de Resistencia Popular contra los ajustes, los recortes y la reducción de salarios directos e indirectos, contra las privatizaciones de los servicios públicos y la destrucción del sistema de pensiones y prestaciones sociales.

Pero este Frente de Resistencia Popular sólo puede ser creado, asegurado y dirigido por los comunistas. Por eso es urgente el lograr la unificación de los leninistas en un sólo Partido que, de forma consecuente, sistemática y planificada, reagrupe a las fuerzas dispersas de la izquierda, combatiendo el sectarismo, el reformismo y el electoralismo pequeñoburgueses.

3.- Vigencia de la ley marxista del valor en el Socialismo.

La fase histórica de transición del capitalismo al comunismo, se caracteriza por una amplia diversidad de formas y de ritmos en las transformaciones sociales y económicas, del desarrollo de las fuerzas productivas, y de la profundización y extensión de la democracia socialista, participativa y asamblearia.

Sustituida la dictadura de la burguesía (esencia de cualquier Estado capitalista) por la dictadura del proletariado (característica esencial del Estado socialista), a través de la toma del Poder, por vía revolucionaria, de la clase obrera, el avance progresivo hacia las nuevas relaciones sociales de producción, en correspondencia con el nivel de desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas, provoca inevitablemente la existencia, en constante evolución, de una u otra forma de Estado socialista.

Todo ello en consonancia, sobre todo, con el grado de desarrollo capitalista alcanzado por cada sociedad, en el momento de la toma del poder por el proletariado de cada país.

Esto obliga a la clase obrera de cada país a elaborar su propia teoría revolucionaria y a decidir su propio camino hacia el comunismo, pues no existen ni pueden existir “modelos” universales estandarizados, ni aplicables a cualquier proceso revolucionario sin tener en cuenta las condiciones, internas y externas, de cada experiencia de construcción de la nueva sociedad socialista.

4.- Modelo de Partido.

El Partido debe estimular la práctica permanente de la democracia interna, la disciplina y el ejercicio de la crítica y la autocrítica. Debe, así mismo, delimitar claramente los campos entre la militancia efectiva, con todas sus consecuencias en el ámbito de los derechos y deberes, y la órbita de simpatizantes y amigos, evitando la militancia simbólica y la participación testimonial, basada en el individualismo y la anarquía.

Sus células y comités deben estar estructurados en función del trabajo de masas, estableciendo una racional división de tareas y responsabilidades entre todos sus miembros.

El Partido Comunista del Pueblo Canario debe, a través de sus Conferencias o Congresos, analizar, diseñar y establecer su propia táctica y su línea política específica (en armonía con los criterios generales de la organización a nivel estatal) ajustada a las muy específicas condiciones sociales, culturales y jurídicas de Canarias.

El PCPC debe disponer de un órgano de prensa que, en el sentido leninista, cumpla el papel de propagandista colectivo y de organizador colectivo, vehículo del debate y la formación política y columna vertebral de toda la actividad del Partido.

Es, por otro lado, indiscutible la necesidad de organizar una Escuela de Cuadros, al máximo nivel académico y pedagógico, a través de la cual todos los militantes adquieran y actualicen sus conocimientos sobre los textos fundamentales en los que se contienen las bases lógicas del pensamiento comunista.

LA PROPUESTA

La integración de los militantes del PRCC debe ser individual, de tal manera que se evite la sensación de cuerpo extraño o de grupo de “los nuevos”, y se elimine cualquier posibilidad y cualquier tentación de constituir “corrientes” (organizadas o no).

Deben respetarse los tiempos de adaptación, confraternización e integración activa en el trabajo de masas y en la política de alianzas.

Progresiva y prudentemente, el Partido debe ir asignando a cada uno de los camaradas las tareas y las responsabilidades que sus capacidades, y las necesidades y conveniencias de la organización, requieran en cada momento.

La integración del PRCC en el Partido Comunista del Pueblo Canario debe publicitarse como un éxito y un ejemplo de la política unitaria. Y como el inicio de un proceso irreversible hacia la unidad política de la izquierda anticapitalista.

Al Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC-PCPE)



..


Anuncios

Un nuevo gobierno para explotar aún más a la clase obrera

In Actualidad on 31 enero, 2012 at 0:01

Ástor García
Responsable de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE)

MÁS RECORTES, MENOS DERECHOS E INCREMENTO DE LA EXPLOTACIÓN, EJES DEL NUEVO GOBIERNO

Como señalábamos en el momento en que se conoció la decisión de adelantar las Elecciones Generales, la oligarquía española venía necesitando un nuevo gobierno “de refresco” que sustituyese al de Zapatero, ya exhausto y desgastado, en la tarea de profundizar en las duras medidas de ajuste marcadas por las clases dominantes para remontar la crisis estructural del capitalismo. Este análisis, que reiteró el Comité Ejecutivo en su resolución de valoración de los resultados electorales, va haciéndose realidad con rapidez.

Durante la campaña electoral Rubalcaba convirtió en eje de su discurso la crítica a Rajoy por el supuesto hecho de que éste no aclaraba las líneas de su programa para el caso de que llegase al gobierno. Fuegos de artificio de la política burguesa, pues estaba claro que la propuesta del PP no era otra que profundizar y acelerar las medidas ya iniciadas por el PSOE: sumisión a los planes de austeridad de la UE, privatización de los restos del sector público, recortes y contrarreformas laborales. El nombramiento del nuevo gobierno despeja cualquier atisbo de duda, máxime cuando comprobamos cómo varios de los nuevos ministros han sido miembros de Consejos de Administración de empresas vinculadas directamente con el ramo del que se encargan. El antiguo presidente de Lehman Brothers para España y Portugal es ahora ministro de economía, un asesor fiscal de grandes empresas es ahora ministro de hacienda, un fabricante de bombas de racimo es ahora ministro de defensa y un receptor de ayudas de la PAC es ahora ministro de agricultura, por citar algunos casos. ¿Tenía o no tenía razón Marx al decir que el poder público viene a ser, pura y simplemente, el Consejo de administración que rige los intereses colectivos de la clase burguesa? Las primeras medidas ya las hemos conocido: subida del IRPF, congelación del Salario Mínimo Interprofesional y de los sueldos de los funcionarios, a quienes también se les aumenta la jornada laboral, se congela la Ley de Dependencia y se recortan más de 8000 millones en los presupuestos generales para el 2012, mientras para marzo se anuncian nuevos e importantes tijeretazos.

Pero no conviene confundir a quien lea estas líneas: el gobierno del PP está vinculado directamente a la oligarquía, pero ello no implica que el anterior no lo estuviera. Los poderes económicos, en la sociedad capitalista, tienen múltiples formas de influir sobre el gobierno, la única diferencia en este caso es que ahora tienen acceso directo a las deliberaciones del consejo de ministros. No hemos de caer en la crítica facilona que deja de atender a la realidad material que nos rodea: en un momento de agudización de la crisis capitalista se imponen con mayor crudeza las leyes de desarrollo del capitalismo, y éstas no atienden a gobiernos de uno u otro signo, sino únicamente a la necesidad de remontar la tasa de beneficio y reiniciar el proceso de reproducción ampliada del capital. ¿Qué quiere decir esto? Sencillamente que si se asume el cuento de que las políticas que benefician a las grandes empresas acaban beneficiando “a todos”, entonces lo que aprobaremos serán políticas en beneficio de la banca, de los grandes monopolios, pero no de la clase obrera y el pueblo trabajador, que pagaremos esas políticas con más horas de trabajo y menores sueldos, por poner sólo dos ejemplos.

Ante esta situación los y las comunistas no podemos abandonar ni un minuto nuestra lucha política e ideológica: hemos de ser lo suficientemente hábiles como para, denunciando todos los atropellos y ataques del PP, mantener vivo en la memoria de la clase obrera el papel jugado hasta ahora por la socialdemocracia y el oportunismo, y atraer a un número creciente de trabajadores y trabajadoras a la lucha por el socialismo-comunismo, y no hacerle el trabajo sucio a Rubalcaba, Chacón o cualquier burgués disfrazado de “socialista y obrero”.






El oscuro historial de Shell en Nigeria

In Actualidad, África, Economía on 31 enero, 2012 at 0:00

Ben Amunwa

..

El 20 de diciembre de 2011, una fuga en la plataforma petrolífera de mar abierto de Shell en Bonga, una de las mayores de esta multinacional en Nigeria, derramó 40.000 barriles de petróleo al océano Atlántico. El vertido ocurrió durante una transferencia rutinaria de crudo a un petrolero. Los funcionarios nigerianos lo han calificado como el peor vertido ocurrido en alta mar en la última década. Fotografías tomadas desde satélites por la organización independiente Skytruth señalan que la mancha tiene 70 km de largo y se extiende a lo largo de 923 km (356 millas cuadradas). Las autoridades nigerianas han prohibido la pesca en la costa y las comunidades costeras que dependen de la pesca para su subsistencia se han visto seriamente afectadas por la contaminación petrolífera. Por si esto fuera poco, el 3 de enero se confirmó un segundo vertido de 200 barriles en el oleoducto terrestre de Nembe.

Shell es el mayor operador del delta del Níger, la región petrolífera de Nigeria, y ha mantenido una posición dominante desde su llegada al país africano en 1937. El petróleo se encontró en Oloibri en 1956, año a partir del cual la extracción comercial se expandió rápidamente. Hoy Nigeria exporta el 20% de su petróleo a Europa y el 31% de su gas natural a España.

Así, Repsol está planeando construir una gran planta de gas en Nigeria que extraerá siete millones de toneladas al año. Las empresas petroleras europeas han invertido grandes cantidades en Nigeria, al tiempo que cuentan con un vergonzoso récord en daños medioambientales y violaciones de los derechos humanos. Desde 1960, las exportaciones de petróleo han generado un beneficio de 600.000 millones de dólares en ingresos para el Gobierno y las multinacionales del petróleo, pero la mayor parte de la población nigeriana no se ha visto beneficiada por estos ingresos y vive en condiciones de pobreza.

El vertido ocurrido en Bonga en diciembre arroja serias dudas acerca de la viabilidad de las operaciones de perforación petrolífera en mar abierto de Shell. Dicha empresa utilizaba Bonga y otras instalaciones de prospección ultraprofunda en Nigeria como ejemplo del nivel de seguridad de esta tecnología. Pero esta nueva tecnología de prospección ha generado nuevas amenazas para el medioambiente. De este modo, resulta llamativo que una empresa con el récord de vertidos de petróleo en Nigeria, como Shell, haya obtenido permiso para iniciar las perforaciones en el Ártico en el verano de 2012. Un vertido de petróleo en un mar helado podría tener consecuencias medioambientales catastróficas y resultaría prácticamente imposible de eliminar. Se estima que en los últimos 50 años se han derramado entre 9 y 13 millones de barriles en el Delta del Níger. Esto equivale un desastre similar al del Exxon Valdez cada año. Algunas empresas, entre las que se encuentra Shell, se han aprovechado de la falta de regulación en Nigeria y han ocultado la cantidad, volumen y consecuencias de los vertidos de crudo. La industria petrolífera en mar abierto de Nigeria carece de regulación alguna. Así, en el Golfo de Guinea, lejos de la costa y de la vigilancia de inspectores y defensores del medioambiente, se suceden los vertidos, las fugas y el abandono de residuos con toda impunidad. La contaminación procedente del vertido de Shell en Bonga todavía amenaza el sustento de 13 comunidades costeras. Grandes cantidades de crudo negro y denso han aparecido en las playas, dejando rastros de peces muertos tras de sí.

Entre tanto, Shell sigue eludiendo toda responsabilidad excusándose en que dicho petróleo procede de otro vertido diferente al de Bonga. Los pescadores han organizado grandes protestas en respuesta a esta actitud, exigiendo al Gobierno que responsabilice a Shell. Nigeria se encuentra en una encrucijada en 2012. A pesar de ser un gran exportador de petróleo, no puede garantizar un suministro estable de combustible, electricidad o agua potable para su pueblo. El 1 de enero, el presidente Goodluck Jonathan decidió eliminar el subsidio al petróleo. De la noche a la mañana, el coste del transporte y de los artículos de primera necesidad se ha disparado y las protestas, que han estallado en todo el país, están haciendo tambalearse al Gobierno.

HISTORIA NEGRA DE LA SHELL

En los últimos 56 años, Shell en Nigeria se ha destacado por la contaminación, la devastación medioambiental y la violación sistemática de derechos humanos. En los ‘90, miembros de la minoría ogoni del delta iniciaron las protestas por los desastres ambientales y sociales de la petrolera en la extracción de crudo. Liderado por el escritor y activista Ken Saro-Wiwa, el pueblo ogoni movilizó a miles de manifestantes y atrajo la atención mundial. Una de sus reivindicaciones fue que Shell pusiera fin a los vertidos diarios y la quema ilegal de gas (mezclado con petróleo), compensaciones económicas por daños ecológicos y la distribución de la riqueza generada por el petróleo. Las protestas de los ogoni obligaron a Shell a poner fin a su actividad en dicha localidad en 1993 y desde entonces la empresa no ha regresado allí.

La respuesta de Shell y el régimen militar nigeriano fue la colaboración mutua en una serie de operaciones armadas que acabaron con la vida de miles de ogonis. Shell financió a los soldados que cometieron crímenes de lesa humanidad. El 10 de noviembre de 1995, Ken Saro-Wiwa y otros ocho miembros del pueblo ogoni fueron ejecutados por el gobierno nigeriano.

Los vertidos de petróleo, las quemas de gas y las violaciones de derechos humanos continúan en el delta del Níger. En agosto de 2011, el Programa de la ONU para el medioambiente (PNUMA) publicó un informe sobre el impacto de los vertidos en las tierras de los ogoni. La ONU condenó a Shell y al Gobierno nigeriano por incumplir los estándares industriales y ocultar la contaminación del delta del Níger. Los científicos certificaron que los pozos de agua potable en territorio ogoni habían sido contaminados con benceno (agente cancerígeno presente en el petróleo crudo) en una tasa 900 veces por encima de los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud. Según el PNUMA, la eliminación de la contaminación del delta del Níger llevaría tres décadas. En octubre de 2011, un informe publicado por el grupo activista británico Platform reveló la complicidad de Shell en las graves violaciones de derechos humanos cometidas en Nigeria entre 2000 y 2010. Shell ha trabajado en el Gobierno nigeriano, que es el responsable de los abusos sistemáticos entre los que se incluyen los asesinatos ilegales y la tortura. Además, Shell ha alimentado dichos abusos al financiar a grupos armados, que, en uno de los casos, fueron responsables de la destrucción de la ciudad de Rumuekepe, donde se cree que al menos 60 personas fueron asesinadas.

.


[Fuente: Diagonal]