Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Dos consideraciones, cuatro temas de debate y una propuesta

In Actualidad, Documento on 31 enero, 2012 at 0:02

Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC)

Con el breve documento que publicamos a continuación, los militantes del PRCC pretendemos aclarar, en primer lugar, que no establecemos exigencias orgánicas de ningún tipo, ni condiciones políticas de ninguna clase para nuestra incorporación al PCPC.

Y que simplemente exponemos los que, a nuestro juicio, son los temas esenciales y los debates más imprescindibles para perfeccionar la vida interna y la proyección externa, de lo que será pronto la organización común y el partido unificado, en el que trabajaremos juntos como camaradas comunistas, por el bien de la clase obrera y por la defensa de sus derechos e intereses.

CONSIDERACIONES PREVIAS

1.- Está constatada la coincidencia ideológica entre ambas organizaciones en la defensa consecuente, en la teoría y en la práctica, del marxismo-leninismo como guía para la acción revolucionaria, el avance hacia la Revolución Socialista, la toma del Poder por parte de la clase obrera y la construcción del Comunismo.

2.- En la actualidad, debido a los radicales cambios económicos y sociopolíticos provocados por la profunda crisis del capitalismo monopolista y, también, como consecuencia de la reflexión teórica, en el seno del PRCC, sobre el carácter de clase del concepto leninista de la autodeterminación, no existen razones suficientes ni diferencias esenciales que justifiquen la división del movimiento comunista canario en dos partidos diferentes.

Los matices y los distintos enfoques sobre la táctica, los métodos de trabajo, la acción de masas o la política de alianzas, pueden y deben ser tratados, debatidos y resueltos, en el seno de una sola organización, a través de los mecanismos del centralismo democrático y de la correlación entre mayorías y minorías en el Partido.

CUATRO TEMAS DE DEBATE

1.- El derecho a la autodeterminación.

La defensa del derecho del pueblo de las Islas Canarias a la formación de un Estado independiente, debe ser entendido por los comunistas desde el punto de vista de los intereses de la clase obrera y de la causa de la Revolución Socialista. Por eso, para los marxistas-leninistas, la autodeterminación tiene, ante todo, un carácter de clase, revolucionario y antiimperialista.

Como consecuencia, debemos reivindicar la creación de la República Socialista Canaria y, al mismo tiempo, defender su integración en una Unión de Repúblicas Socialistas, como modelo de Estado que refleje la alianza fraternal, libre y voluntaria de los pueblos hoy sometidos al dominio de la monarquía monopolista e imperialista española.

2.- Política de alianzas.

Frente a la ofensiva general de los monopolios y de la oligarquía, con la excusa de la crisis económica, contra los derechos e intereses de los asalariados, los autónomos y los pequeños empresarios trabajadores, es imperativo lograr la alianza de todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales de la izquierda anticapitalista en un amplio Frente de Resistencia Popular contra los ajustes, los recortes y la reducción de salarios directos e indirectos, contra las privatizaciones de los servicios públicos y la destrucción del sistema de pensiones y prestaciones sociales.

Pero este Frente de Resistencia Popular sólo puede ser creado, asegurado y dirigido por los comunistas. Por eso es urgente el lograr la unificación de los leninistas en un sólo Partido que, de forma consecuente, sistemática y planificada, reagrupe a las fuerzas dispersas de la izquierda, combatiendo el sectarismo, el reformismo y el electoralismo pequeñoburgueses.

3.- Vigencia de la ley marxista del valor en el Socialismo.

La fase histórica de transición del capitalismo al comunismo, se caracteriza por una amplia diversidad de formas y de ritmos en las transformaciones sociales y económicas, del desarrollo de las fuerzas productivas, y de la profundización y extensión de la democracia socialista, participativa y asamblearia.

Sustituida la dictadura de la burguesía (esencia de cualquier Estado capitalista) por la dictadura del proletariado (característica esencial del Estado socialista), a través de la toma del Poder, por vía revolucionaria, de la clase obrera, el avance progresivo hacia las nuevas relaciones sociales de producción, en correspondencia con el nivel de desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas, provoca inevitablemente la existencia, en constante evolución, de una u otra forma de Estado socialista.

Todo ello en consonancia, sobre todo, con el grado de desarrollo capitalista alcanzado por cada sociedad, en el momento de la toma del poder por el proletariado de cada país.

Esto obliga a la clase obrera de cada país a elaborar su propia teoría revolucionaria y a decidir su propio camino hacia el comunismo, pues no existen ni pueden existir “modelos” universales estandarizados, ni aplicables a cualquier proceso revolucionario sin tener en cuenta las condiciones, internas y externas, de cada experiencia de construcción de la nueva sociedad socialista.

4.- Modelo de Partido.

El Partido debe estimular la práctica permanente de la democracia interna, la disciplina y el ejercicio de la crítica y la autocrítica. Debe, así mismo, delimitar claramente los campos entre la militancia efectiva, con todas sus consecuencias en el ámbito de los derechos y deberes, y la órbita de simpatizantes y amigos, evitando la militancia simbólica y la participación testimonial, basada en el individualismo y la anarquía.

Sus células y comités deben estar estructurados en función del trabajo de masas, estableciendo una racional división de tareas y responsabilidades entre todos sus miembros.

El Partido Comunista del Pueblo Canario debe, a través de sus Conferencias o Congresos, analizar, diseñar y establecer su propia táctica y su línea política específica (en armonía con los criterios generales de la organización a nivel estatal) ajustada a las muy específicas condiciones sociales, culturales y jurídicas de Canarias.

El PCPC debe disponer de un órgano de prensa que, en el sentido leninista, cumpla el papel de propagandista colectivo y de organizador colectivo, vehículo del debate y la formación política y columna vertebral de toda la actividad del Partido.

Es, por otro lado, indiscutible la necesidad de organizar una Escuela de Cuadros, al máximo nivel académico y pedagógico, a través de la cual todos los militantes adquieran y actualicen sus conocimientos sobre los textos fundamentales en los que se contienen las bases lógicas del pensamiento comunista.

LA PROPUESTA

La integración de los militantes del PRCC debe ser individual, de tal manera que se evite la sensación de cuerpo extraño o de grupo de “los nuevos”, y se elimine cualquier posibilidad y cualquier tentación de constituir “corrientes” (organizadas o no).

Deben respetarse los tiempos de adaptación, confraternización e integración activa en el trabajo de masas y en la política de alianzas.

Progresiva y prudentemente, el Partido debe ir asignando a cada uno de los camaradas las tareas y las responsabilidades que sus capacidades, y las necesidades y conveniencias de la organización, requieran en cada momento.

La integración del PRCC en el Partido Comunista del Pueblo Canario debe publicitarse como un éxito y un ejemplo de la política unitaria. Y como el inicio de un proceso irreversible hacia la unidad política de la izquierda anticapitalista.

Al Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC-PCPE)



..


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: