Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Comunicado del Partido Comunista Sirio (Unificado) a los partidos comunistas y obreros

In Actualidad, Comunicado on 15 junio, 2011 at 0:02

Partido Comunista Sirio (Unificado)


Saludos camaradas.

Graves acontecimientos están sucediendo en Siria desde hace dos meses. Estallaron cuando un movimiento de protesta, en torno a necesidades locales y públicas, fue iniciado por la población del Estado de Daraa. Tal movimiento puso en evidencia algunos de los graves problemas de la vida política en Siria, como unos estados de emergencia consecutivos, la actividad política gubernamental, etc.

Asimismo, esas protestas protestas producen una disidencia popular debido al deterioro de la vida, así como el deterioro de las condiciones sociales como consecuencia del sistema económico en Siria, que se está convirtiendo en una economía de libre mercado, reduciendo el apoyo popular y ayudando a los ricos, incluidos los de fuera del país; a causa de la erosión de los subsidios dirigidos a las necesidades básicas y a las producciones agrícolas, a causa de la reducción de todo control estatal sobre el comercio exterior, medida que no fue acompañada por una modernización de la industria siria. Además, la tasa de desempleo ha aumentado, especialmente entre los jóvenes.

Eso hizo que tres leyes fuesen promulgadas: la anulación de las leyes de emergencia, la anulación del Tribunal de Seguridad del Estado y la legalización de las manifestaciones pacíficas. Comités especiales han sido creados con el compromiso de organizar las elecciones, partidos, leyes de medios de comunicación, etc. Otras regulaciones relativas a los aspectos sociales y económicos han sido anunciadas.

En cualquier caso, las protestas se extendieron a otras ciudades donde las autoridades trataron a los manifestantes en las calles haciendo uso de algunas medidas de seguridad exageradas. Hubo varias víctimas.

Una vez que este movimiento popular comenzó, una excepcional campaña en los medios fue compartida por muchos canales de televisión árabes e internacionales, utilizando los medios tecnológicos más avanzados. Falsificaciones, exageraciones e incentivaciones psicológicas fueron incluidas. Especialmente importante es el interés norteamericano y sus alegaciones de simpatía por los ciudadanos sirios.

Independientemente del aparato de mentiras, tal simpatía cínica se olvida de las muertes, la destrucción, las guerras y los conflictos étnicos, especialmente en Irak, perpetuadas por las sucesivas administraciones estadounidenses.

Siria ha desempeñado un papel fundamental en la oposición y resistencia a los planes norteamericanos en Oriente Medio que querían la creación de un espacio regional contrario a las necesidades de los pueblos árabes, lanzando golpes a los derechos del pueblo palestino a la autodeterminación y la creación de un Estado nacional con Jerusalén como capital, y a los derechos de Siria de recuperar los territorios ocupados. Por eso, nuestro partido apoya la firmeza de Siria frente a esos planes. Estos planteamientos nacionales y patrióticos también han sido apoyadas por los pueblos árabes, por el movimiento comunista mundial y por los movimientos de liberación nacional en todo el mundo.

Insistimos en que una política exterior de resistencia debe ir acompañada por una contrapartida interna igual ala exterior. Ignorar este hecho podría allanar el camino para la que los poderes de dominación internacional manipulen la situación y traten de hacerla descarrilar para servir a sus intereses.

Nuestro partido denunció una situación conocida públicamente por todos desde el principio; hizo público que las protestas y manifestaciones son compartidas por las masas, que están contra el colonialismo y todas las formas de intervención externa en los asuntos sirios.

Nuestro partido ha exigido que la violencia acabe; que las demandas de las masas sean atendidas, que las manifestaciones sean tratadas pacíficamente, etc. También alertamos sobre el hecho de que algunos conspiradores podrían tratar de hacer uso de la protesta popular para inflamar las luchas étnicas y destruir la unidad nacional del pueblo sirio en un intento de extender un caos estimulado por círculos externos opuestos a las políticas nacionales de Siria.

No nos hemos cansado de alertar, en diversas ocasiones, del hecho de que el gobierno debe continuar promoviendo reformas progresistas, que deben ser implantadas lo más rápidamente posible. Dejamos claro que estas medidas requieren el restablecimiento de la normalidad en las ciudades de Siria y el cese de la violencia, de las detenciones y de las reacciones desproporcionadas por parte de los partidos.

El curso de los acontecimientos ha cambiado recientemente.

Se han sucedido bandas armadas atacando al ejército y la policía, y saqueando instituciones públicas y privadas. Varios soldados y civiles fueron asesinados. Ya no existe vida normal en diversas ciudades. El comportamiento agresivo de esas bandas sublevó al movimiento de protesta pacífico. Los medios de comunicación mostraron películas presentando grupos terroristas fundamentalistas que admitieron haber recibido dinero y armas de fuentes externas para perpetrar sus ataques contra el personal de seguridad, de la policía y de sus familias.

El Partido Comunista Sirio (Unificado) publicó un documento que fue ampliamente apoyado por las fuerzas nacionales exigiendo la celebración de una conferencia general nacional y que todos los partidos políticos, incluyendo la oposición nacional dentro de Siria, los representantes sindicales, los intelectuales, las elites económica y cultural y el clero sean parte de la conciliación.

La tarea de la conciliación es alcanzar un programa nacional que coloque al país en el camino de una reforma económica, social y política amplia que pudiera ayudar a crear una nueva Siria democrática, un estado de libertad pública para todos los ciudadanos, todas las organizaciones de la comunidad civil, como los partidos, sindicatos y asociaciones civiles; un estado que reconozca el pluralismo político, la libertad de reunión y expresión de opiniones; un estado que libere la vida pública de regulaciones y de las modalidades de censura impuestas; un Estado que permite a los ciudadanos hablen sobre sus necesidades políticas, sociales y económicas dentro de un marco de conciliación y de competencia pacífica; un estado que establezca instituciones en las que todos los ciudadanos puedan reorganizar Siria, para restablecer la dignidad de su pueblo, alcanzar un desarrollo social y económico justo, defender los intereses de las masas populares, consolidar la firmeza de nuestro país frente a los planes de sumisión y reforzar la lucha por la liberación de los Altos del Golán.

Recientemente, se hizo evidente que las intervenciones imperialistas en los asuntos internos de Siria bajo el pretexto de la instauración de la democracia, están lideradas por los gobiernos francés y norteamericano, así como el británico y el alemán, que comparten una gran campaña mediática contra Siria. Tal campaña es divulgada por la oposición siria que vive fuera del país y que apoya los planes norteamericano-israelíes en la región.

Nuestro pueblo encara las amenazas contra nuestra tierra con seriedad.

Y se unifica confrontando esas amenazas que están condenando al fracaso nuestros intentos de cambiar el curso de la política nacional de nuestro país, se opone a los planes estadounidenses e israelíes, lucha por la liberación de los Altos del Golán, apoya la lucha del pueblo palestino por la liberación de su tierra y la construcción de un Estado independiente con Jerusalén como su capital, por la liberación de Irak, ocupado por los EEUU, y del sur del Líbano ocupado por Israel.

Hay que señalar que apreciamos las actitudes firmes y positivas de Rusia y de China que dan su completo apoyo a Siria en esta crisis.

Actualmente nuestro partido está en contacto con otros partidos sirios, con las fuerzas nacionales de oposición, con las diferentes organizaciones civiles de la comunidad, para poner en práctica sus propuestas, es decir, mantener una conferencia nacional por la conciliación.

Con nuestros mejores deseos, camaradas.


Hunein Nemer
Primer Secretario del Partido Comunista de Siria (Unificado)






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: